TraduccionEspecializadaFrancisca Suau Jiménez es licenciada en Filología Inglesa y actualmente trabaja como docente en la Universitat de València. En este libro, ofrece un método teórico-práctico básico sobre la traducción especializada en los campos de economía y empresa en inglés y español. Para ello recorre, en seis capítulos, los puntos fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de traducir un texto de estas características.
El trabajo parte de estudios anteriores de la misma autora (La traducción Empresarial y El metadiscurso en el género ‘Servicios y Productos Turísticos’ en inglés y español: importancia de su traducción como recurso para la persuasión) y se basa en las aportaciones más relevantes de los principales lingüistas que han estudiado los fenómenos del género, el registro y el metadiscurso.
Resumen
En el capítulo 1, la autora define la traducción especializada como la traducción de textos que responden a la necesidad de comunicarse que tienen los profesionales de un campo laboral o académico. Señala que no corresponden a este tipo de traducción los textos literarios y de ficción, pero si se incluyen los publicitarios. Además, son susceptibles de traducción económico-empresarial, en ocasiones puntuales, artículos científico-técnicos. En este campo de la economía y la empresa, no se busca la perfección estética tanto como la fidelidad al significado. Este capítulo expone las necesidades traductológicas de la actividad económico-empresarial e institucional.
El capítulo 2 procede a determinar los conceptos básicos en traducción especializada: género y registro. Tras la descripción de estos, Suau teoriza sobre su uso dentro de la comunidad discursiva económico-empresarial y proporciona ejemplos prácticos para una mejor comprensión.
El metadiscurso es otro concepto fundamental para la traducción especializada. A su estudio se dedica el capítulo 3, donde se muestra la importancia de saber diferenciarlo en cada género y lengua. El metadiscurso tiene un propósito performativo o persuasivo, por lo que presenta unos recursos lingüísticos propios. Estos recursos tienen un patrón diferente en inglés y español, lo que quiere decir que a la hora de traducir hay que distinguirlos para evitar expresiones no familiares en la lengua meta y que el texto no pierda su valor. Al igual que en el 2, este capítulo también proporciona ejemplos prácticos.
El capítulo 4 se centra en el lenguaje del inglés y del español económico-empresarial. El discurso en este género implica la existencia de un ergolecto o lenguaje de trabajo que opera a nivel del léxico, por lo que, a la hora de traducir, la gramática no debe presentar grandes problemas.
Tanto a nivel discursivo, como de género y de registro, el inglés y el español tienen destrezas lingüísticas y funciones comunicativas propias. Estas pueden variar también dentro de un mismo género según el contexto y las necesidades de la empresa o institución. Así y todo, hay funciones esenciales que no se deben obviar.
Es imprescindible identificar las particularidades léxicas: las colocaciones, los compuestos nominales, los términos afines o cognados y los calcos y los préstamos.
Los géneros de la economía y la empresa vienen expuestos en el capítulo 5. Estos se dividen en géneros impresos, que mantienen los formatos tradicionales (carta comercial, informe, folleto, artículo de revista), y cibergéneros, que incorporan una nueva estructura tanto de genérica como de registro (email, página web, blog). Todos tienen propósitos diferentes, por lo que emplean funciones comunicativas distintas.
El último tema es una propuesta de análisis previo a la traducción en el que se expone en tres pasos la manera de proceder a traducir un texto con garantías de calidad. También aparecen de forma breve, ejemplos del metadiscurso típico del español y del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *